La asociación Cultural Cálamus Envíanos tus comentarios
 
Inicio > Escritos > Vidrio empañado

::: Vidrio empañado

Autor: Nicolás Aparicio Fernández Ver autor

Publicado: Del tálamo al cálamo (2007) Ver obra

 

Vidrio empañado

Cuando le conocí supe que tenía algo especial. A pesar de que fuese el típico cuarentón, elegante y distinguido, con la característica elegancia y distinción que proporciona una antigua y oscura fortuna familiar. Tuve la certeza de que no buscaba un capricho, sino algo más auténtico, y cuando me eligió sentí que había sido algo más que el destino.

Noté que, desde un principio le atrajo las musculosas pero delicadas formas de mi trasera, la belleza clásica de mi cara, mi voz y mi ajustado vestido rojo fuego, el cual sin embargo no tardó mucho en abrir para poder montarme.

Durante un tiempo esa fue nuestra vida. Charlotte me llamaba, lo cual a mí no me molestaba y empecé a tomarle cariño; él sabía cómo dirigirme y me trataba como una reina. Con pequeños toquecitos en el pie me hacia ponerme a cien o más, y él disfrutaba oyéndome gemir, mientras a nuestro alrededor el mundo se difuminaba.

Una de esas veces  paró bruscamente, me dio la vuelta y violentamente introdujo su manguera.  Lo noté bombear hasta que por fin el liquido denso y caliente se derramó en mi interior una y otra vez y me sentí colmada, llena y exhausta. Al acabar eché una vistazo atrás. Pero cual fue mi sorpresa al ver que no era él el que lo había hecho.

Un tipo con gorra sucia y cara de haber salido hace poco de la cárcel guardaba su instrumento. Mientras, él contaba celosamente los billetes que tenía entre las manos. Me sentía ultrajada y humillada, ¿Cómo podía hacerme eso?  No pude mirar más y tomé una decisión.

Así que, cuando quiso volver a montarme, no pudo. Insistió una y otra vez pero era inútil y por fin se dio por vencido.

Enfadado me dio bruscamente la vuelta. Yo estaba llena de miedo. Él examinó el orificio y dijo:

-¡¡SERÁ HIJO DE PUTA!! ¡¡Me ha echado diesel!! ¡¡A quién se le ocurre echarle diesel a un Porsche!!