La asociación Cultural Cálamus Envíanos tus comentarios
 
Inicio > Escritos > Página de sucesos

::: Página de sucesos

Autor: Carlos Daucousse Sánchez Ver autor

Publicado: Un torrente gota a gota (2005) Ver obra

 

Página de sucesos

El País. Viernes 8 de agosto de 2003

La Comarca de La Vera se queda sin luna.

La luna no salió la noche del miércoles en la comarca de La Vera. Desde entonces, esta bella comarca está sin su cenital farola. Las compañías eléctricas aseguran que no han sido ellas. Aunque no parece haber relación con la marea negra en Galicia, Green Peace no lo tiene tan claro, «cualquier acción sobre la Naturaleza –dice– tiene algún tipo de consecuencia sobre el universo».

Este periódico ha conseguido ponerse en contacto con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y nos comunican que están estudiando el fenómeno. «Se barajan varias hipótesis –afirman– la más verosímil es que alguien se la ha llevado». Las fuerzas del orden también han tomado cartas en el asunto. Toda la comarca verata está alarmada, asustada incluso. Negros augurios se presentan para La Vera si la luna no aparece. El ayuntamiento de Jaraíz está especialmente preocupado, ya que sus muy celebradas Ferias y Fiestas del Tabaco y el Pimiento, comienzan este mismo fin de semana.

 

El País. Lunes 11 de agosto de 2003

Se aclara el enigma de la desaparición lunar en La Vera.

Tras infructuosas investigaciones, en la mañana de ayer se aclaró el inexplicable y alarmante suceso. Recuperada la luna, la comarca respira tranquila. El ayuntamiento jaraiceño comparte con los ciudadanos su alegría, para celebrarlo, esta tarde de feria ofrecerá un ponche en la Plaza Mayor.

El enigma de la desaparición lunar, al final se ha resuelto sólo. No era tan complicado. Juzguen ustedes. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas tenía razón, alguien se la llevó: Amancio Pérez Amor, escayolista y natural de Cuacos de Yuste, se presentó ayer domingo en el cuartel de la Guardia Civil de Jaraíz declarándose culpable. «Estoy enamorado, –dijo– y mi novia Luisa me pidió la luna...»