La asociación Cultural Cálamus Envíanos tus comentarios
 
Inicio > Escritos > La experiencia

::: La experiencia

Autora: Genara Bermejo Ver autor

Sin publicar (2006)

 

La experiencia

Martes, 10 de Febrero del año mil novecientos doce.

Pablo se presenta al servicio militar.

-Casilda, tengo que acompañar al muchacho, para enseñarle unas cuantas cosas, aquí en el pueblo no se aprenden.

-Sí, sí... Mateo, que nuestro hijo no haga el ridículo, que bastante hizo el día que lo tallearon en el Ayuntamiento.

Las medidas correctas, pero desafortunadamente en el peso se pasó en libra y media, motivo... el tamaño de su miembro genital, por culpa de un pensamiento erótico. Le nombraron soldado y a los pocos días Pablos es llamado a filas.

- Padre tienes que atalajar a Romera, mientras mi madre prepara el macuto.

Padre e hijo emprenden viaje, camino a la ciudad y así llegan a la posada de Tiburcio y acomodan a Romera.

- Pablos hijo, voy a hablarte de hombre a hombre de la vida para que así tengas experiencia.

-Tú dirás padre.

-Vas a descubrir los placeres del sexo con una mujer, vamos no perdamos tiempo.

Llegan a casa de las niñas... un portal con una cortina roja, los recibe una señora muy sonriente que saluda a Mateo, buen cliente de la casa.

-Te presento a este machote, está entero sin estrenar.

-Bien amigo Mateo, se lo recomiendo a la señorita Cati.

-Vale, ¿Y el precio?

-Por ser tu hijo, son siete reales.

-Joder, ha subido mucho, cuando yo vine con mi padre pagó tres reales y medio, y yo también estaba puro sin estrenar.

La señora cobró los siete reales y dando la mano al mozote: le acompañó al cuarto en el que se encuentra Cati que está dispuesta a enseñar cosas a Pablos, para que aprenda y tenga experiencia.

-Hola, ¿Cuál es tu nombre?.

-Mi nombre es Pablos, pero me dicen “el Picha”.

-Yo Cati “la Chochi”.

-Mira tú, en mi pueblo hay una moza que le dicen “la chochona”.

-Picha , nosotros a lo nuestro. Pablos primero tienes que bañarte.

-No jodas chochi si yo me bañé la semana pasá... en la laguna del lejío, vale, vale...

-Hoy nos bañamos tú y yo solitos,y limpios nos metemos en la cama hasta que duren los siete reales y así aprendas y tengas experiencia, amigo Picha.