La asociación Cultural Cálamus Envíanos tus comentarios
 
Inicio > Escritos > La despedida

::: La despedida

Autor: Esperanza Núñez Ver autor

Sin publicar (200..)

 

La despedida

El tren sonaba en la vía, sin que el jefe de estación  se atreviera aun a dar la salida, como queriendo retrasar el momento de partir hacia París, para no romper el encanto del momento.

Aún recuerdo el sabor amargo de la despedida.

Yo era una adolescente de 16 años y mi gran amor 18.

Luis se iba por dos años a estudiar a Paris y yo me quedaba en Madrid estudiando mi bachillerato.

Después de grandes peleas con mis padres y más de una escapada por la ventana para poder vernos, conseguimos que todo el mundo entendiera que éramos el uno para el otro, y queríamos tener un futuro juntos.

El tren pito. Sentí sus labios en los míos, su mejilla junto a la mía, mojada por las lágrimas, y miles de mariposas revoloteaban en mi estómago con el sabor agridulce del beso y la despedida.

Subió al tren. Le vi desaparecer como un leopardo que no miraba atrás en su alocada carrera, en busca de su presa. Me quede allí, mirando sin ver, llorando sin lágrimas, esperando un adiós que no llegó.

Hoy, muchos años después, recuerdo aquellos momentos con una sonrisa en los labios y su mano cogiendo la mía.

Se fue y regresó como un boomerang que no encuentra su objetivo.