La asociación Cultural Cálamus Envíanos tus comentarios
 
Inicio > Escritos > Iba como ciega

::: Iba como ciega

Autor: Carlos Daucousse Sánchez Ver autor

Publicado: Un torrente gota a gota (2005) Ver obra

 

Iba como ciega

Cuando salió iba como ciega. Era un viaje sin sentido decidido por un insensato.

En el humilde barrio oriental de aquella antigua ciudad, comenzaba el día su cuesta abajo. Empezaba la primavera y no había una sola nube en el cielo. El sol de media tarde resplandecía, e invitaba a dejar la casa para disfrutar de esa vida que él proporciona a los seres vivos, a todos, sin distinción.

Varios adultos ociosos conversaban en voz alta.

Como ciega llegó hasta un grupo de jóvenes que en ese momento reía alguna broma. Ninguno le dio la bienvenida.

Menos uno, todos se sobresaltaron. Todos corrieron en desbandada, menos uno. Menos uno, todos volvieron atropelladamente al punto de reunión.
Iba como ciega. Fue un vertiginoso viaje, el que realizó, hasta incrustarse en la sien izquierda de Hassan.

Entre todos se lo llevaron mirando al azul; mirando al vacío, inútil y azul cielo de aquella barriada oriental de Jerusalén.